TEMA 14 * LITURGIA DE LA PALABRA 1a. PARTE

CATEQUESIS SOBRE LA EUCARISTÍA 14

LITURGIA DE LA PALABRA (1ª PARTE)

 

PARA COMENZAR

-          Platiquemos cuáles son las actitudes indispensables para que se dé un verdadero diálogo.

LA LITURGIA DE LA PALABRA

Después de haber vivido Los Ritos Iniciales, comenzamos la Segunda Parte: La Liturgia de la Palabra, la cual es un momento verdaderamente dialogal, en donde la Palabra juega el papel más importante. Todo se vive como un diálogo entre Dios y su Pueblo; veamos:

-          Dios habla a su pueblo a través de la Ley los Profetas (Primera Lectura)
-          El Pueblo responde y medita las Palabra (Salmo Responsorial)
-          Dios vuelve a hablar a través de los Apóstoles (Segunda Lectura)
-          El Pueblo de Dios aclama a Cristo Maestro (Aleluya)
-          Cristo se nos revela como Palabra del Padre (Evangelio)
-          El sacerdote, haciendo el lugar de Cristo, aplica y explica ese mensaje al Pueblo de Dios (Homilía)
-          El pueblo acepta esta manifestación de Dios (Credo)
-          El pueblo hace oración, pidiendo al Padre la aplicación universal de esa redención anunciada en la Palabra (Oración Universal)

Paso a Paso por la Liturgia de la Palabra.
Hablemos ahora de los pasos que se dan en la misa dominical, cuando se presentan todos los elementos de la Liturgia de la Palabra (entre semana, se suprimen varios de esos elementos)

-          Primera Lectura: Habiendo terminado la Oración Colecta, todos toman asiento, en actitud de escucha y de reflexión. Entonces los que tienen el servicio de “lectores” se encaminan pausadamente hacia el ambón, y solo cuando todos están sentados y en actitud receptiva, se comienza la Lectura del Antiguo Testamento.  Si se ha preparado una “monición”, se hace en este momento.  Las lecturas bíblicas del A T están escogidas como una preparación o como un anticipo del pasaje del evangelio que se leerá posteriormente.  La lectura concluye anunciando a todos que lo leído es Palabra de Dios, y el pueblo expresa su fe dando gracias a Dios.

El Salmo Responsorial: continuando el ambiente de diálogo, después de escuchar la Palabra del A T el pueblo de Dios responde a esa palabra con la misma palabra de Dios, un  Salmo, y con ello entramos en una actitud meditativa (por este motivo no es bueno cambiar este salmo por otra composición moderna que no se inspire en la palabra de Dios) Este salmo, para que cumpla su función litúrgica, hay que hacer lo posible por cantarlo, aunque sea el estribillo.  Generalmente el salmo está en relación con los sentimientos de la lectura bíblica que se acaba de leer.
 
Segunda Lectura: Esta lectura es de alguna de las Cartas apostólicas o del Apocalipsis. En el tiempo ordinario se asume una lectura semi- continuada de alguno de esos libros, por ello no tienen relación directa con el evangelio dominical. Esta lectura generalmente no es de tipo narrativo, sino de tipo doctrinal o exhortativa. También esta lectura se concluye anunciando a todos que es Palabra de Dios, y el pueblo responde agradeciendo a Dios.



         Misioneros Pasionistas
          Parroquia del Espíritu Santo y Señor Mueve Corazones
        II Vicaria, IV Decanato
          Arquidiócesis de México


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ESCRIBE AQUI TUS COMENTARIOS, OPINIONES, QUEJAS Y SUGERENCIAS PARA UN MEJOR SERVICIO EN NUESTRA PARROQUIA.
GRACIAS.

REQUISITOS PARA SACRAMENTOS